sensorcobre001Sensor de temperatura de cobre 10Ω @ 25 °C

Los sensores de temperatura de cobre se utilizan generalmente en aplicaciones industriales menos críticas porque no son tan exactos como los sensores de platino, pero su ventaja es el bajo coste y la linealidad. El cobre es un material que no resiste bien en atmósferas oxidantes, pero que satisface las necesidades en muchas aplicaciones comunes libres de estas atmósferas. Esto se debe a que largos periodos de exposición pueden causar una posible oxidación, haciendo disminuir la precisión de lectura.

Generalmente se fabrican con algún material aislante de núcleo que puede ser de cerámica o resina epoxi con fibra de vidrio, mica, etc

El encapsulado externo también puede ser PTFE (Teflon), resina epoxi con fibra de vidrio, vaina de metal y otro material en función de la temperatura de trabajo de la aplicación.

Los sensores de cobre fueron desarrollados y determinados a tener una resistencia de 10 Ω a 25 °C y cumplimiento a un coeficiente de temperatura α = 0.00427 ohmios/ohmio/°C.

La clase de tolerancia de cobre más utilizado es el sensor de ± 0,2%.

Aplicaciones de -190 a 260 °C

Sus aplicaciones pueden ser diversas, pero se utilizan comúnmente para determinar la temperatura de funcionamiento en estatores bobinados de motores y generadores.